II Vísperas del Domingo de Resurrección Vísperas Baustimales

Vísperas bautismales.

La constumbre de realizar procesión con las II Visperas Solemnes del Domingo de Pascua es muy antigüa.

Las «vísperas bautismales», llamadas también oficio glorioso (oficcium gloriosum) son unas vísperas en las que como conmemoración del bautismo tiene lugar una procesión con cánticos y oraciones al lugar del bautismo (fuentes bautismales/capilla bautismal).

Las procesiones formaban parte ya en Jerusalén de la liturgia de las horas, por ejemplo la procesión «delante y detrás de la cruz», donde se pronunciaban oraciones y, al mismo tiempo, se impartía la bendición de los fieles y catecúmenos. Según Jounel, las vísperas bautismales recogen la herencia de otra procesión jerosolimitana descrita por Egeria, que tenía lugar en la octava de pascua, y en la cual también participaban los neófitos, pero que no tenía ninguna relación con los lugares de bautismo. El Ordo Romanus 27 describe las vísperas bautismales en la Roma de principios del siglo VII, tal como se celebraron hasta el siglo XIII durante la octava pascual

Había gran variedad de maneras de solemnizar estas Vísperas. El oficio comenzaba con los nueve Kyrie eleison cantados como en la Misa de Pascua, incluso algunas veces con el tropo correspondiente lux et origo. Después del tercer salmo todo el coro iba en procesión a la capilla bautismal, donde se cantaban el cuarto salmo y el Victimae paschali y el Magnificat. A continuación la procesión se encaminaba a la gran cruz a la entrada del coro y desde allí, después de cantar el quinto salmo y el Magnificat, al sepulcro vacío, donde el oficio concluía.

Los carmelitas y algunas diócesis francesas, como París, Lyon, Besançon, Chartres, Laval, conservaron, con el permiso de la Santa Sede unas Vísperas de este tipo, después de la introducción del Rito Romano, con variantes. En Lyon el Magnificat se cantaba tres veces. En Colonia y Tréveris estas vísperas fueron abolidas en el siglo XIX

En el Rito Carmelitano, el Domingo, Lunes y Martes de Pascua las Vísperas son de la siguiente manera:
-No se dice Deus in adjutorium, sino que hecho por todos el signo de la cruz, se empezaba con los nueve Kyries.
-Con la antífona Alleluja, alleluja, alleluja, alleluja se cantaban los salmos 109, 110, 111, 112 y 113.

-Repetida la antífona, se sigue con el responsorio: V/. Haec est dies quam fecit Dominus: exultemus et laetemur in ea. V/. Confitemini Domino quoniam bonus: quoniam in saeculum misericordia ejus, alleluja, alleluja. V/. Epulemur in azymis sinceritatis et veritatis.

-Después se canta la Prosa Victimae Paschali laudes.

-Sigue el Magníficat con la antífona que es distinta cada uno de los tres días y la oración colecta correspondiente a la jornada.

(Officium Hebdomadae Sanctae et Octavae Paschatis juxta Ritum Carmelitarum necnon Missa Resurrectionis cum ordinario Missae interpositis rubricis Reverendissimi Patris Magistri Aloisii Mariae Galli Prioris Generalis ejusdem Ordinis jussu editum, Tornaci Nerviorum, typis Societatis S. Joannis, Desclée, Lefebvre et Sociorum, S. Sedis Apostolicae et Sacrae rituum Congregationis typographi, 1899)

Este texto anterior ha sido tomado con modificaciones de http://liturgia.mforos.com/1699091/9148332-ii-visperas-del-domingo-de-resurreccion/ y de.http://www.mercaba.org/LITURGIA/KUNZLER/525-544.htm

LA PARROQUIA SAN FRANCISCO JAVIER DE PINTO OFRECE LA SIGUIENTE CELEBRACIÓN DE LAS VÍSPERAS BAUTISMALES

Domingo de resurrección Segundas Vísperas-Vísperas Bautismales