Oración universal de los fieles en el Tiempo ordinario

Tempus per annum

I

Oremos a Dios Padre, pidiéndole que derrame el Espíritu de Dios sobre su iglesia y el mundo

  1. Por la iglesia: para que escuchando la voz de Jesús nunca abandone la oración en la dificultad y la acción de gracias en el gozo, roguemos al Señor.
  2. Por los responsables de las naciones: para que unan sus esfuerzos al servicio de la paz y de la justicia, roguemos al Señor.
  3. Por los que están tristes: para que descubran que son “valiosos a los ojos del Señor”, roguemos al Señor.
  4. Por los todos los miembros de nuestra parroquia de San Francisco Javier: para que vivamos con alegría que somos la Iglesia de Dios, roguemos al Señor.

Oh Dios,  ilumina nuestro corazón para que comprendamos la esperanza de la riqueza de gloria a la que nos llamas y la mantengamos con la llama de nuestro amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

II

Intercedamos, queridos hermanos, orando con humildad a Dios clemente y misericordioso por el bien de todos los hombres

  1. Por la prolongación viva de la humanidad del Señor que es la santa iglesia: Para que se extienda por todo el mundo y el anuncio del Evangelio de frutos de justicia y paz, roguemos al Señor.
  2. Por la fecundidad de la tierra y del esfuerzo humano: para que ningún pueblo carezca de lo necesario para subsistir y se vele por el cuidado de la creación, roguemos al Señor.
  3. Por los que viven alejados del Evangelio: para que Dios suscite testigos valientes que lo anuncie con su vida llamando a muchos hermanos al don de la fe, roguemos al Señor.
  4. Por todos nosotros: para que nuestro corazón acoja la Palabra de Dios y promueva frutos de fe, esperanza y caridad, roguemos al Señor.

Dios de poder y de misericordia tiende tu brazo a tus fieles para que se vean ayudados en sus tribulaciones y sostenidos en la fe. Por Jesucristo nuestro Señor.

III

Hermanos intercedamos, ante la divina clemencia divina,  por el bien de todos los hombres.

  1. Por la iglesia santa, católica y apostólica: para que la libre de todo mal la haga perfecta en su unidad y se manifieste al mundo como caridad que proviene de Dios, roguemos al Señor.
  2. Por los gobernantes y los que legislan las naciones: para que el Señor de la sabiduría otorgue la rectitud y la justicia en sus deliberaciones roguemos al Señor.
  3. Por los que se encuentran al final de sus días: para que reciban la paz divina, y ayudados por sus seres queridos, alcancen, después de un tránsito sosegado, la bienaventuranza eterna, roguemos al Señor.
  4. Por todos nosotros y por los colaboradores y bienechores de nuestra parroquia de San Francisco Javier: para que el Señor custodie las vidas de todos, roguemos al Señor.

Dios todopoderoso y eterno, escucha y atiende las preces que el Espíritu Santo ha puesto en nuestros labios. Por Jesucristo nuestro Señor.